amacdhisteria

amacdhistèria

Manresa, Spain | 27 Sales

amacdhisteria

amacdhistèria

Manresa, Spain 27 Sales On Etsy since 2014

Announcement   Amacdhistèria crea pocas piezas de cada para mantener la propia singulariad y la de los demás. Las telas escogen su propia apariencia y piden qué banda sonora las tiene que refugiar mientras cambian de forma. Amacdhisteria es un poquito de ti, un poquito de mi. Es un poco de donde vengo y un poco de donde quiero ir. Es un poco de lo que tengo y un poco de lo que me falta. Es un poco de sol y un poco de luna. Es un poco de lo que me llena y un poco de lo que me deja vacía. Es un poco de cada. En cada pieza hay amor, errores, ilusión, soluciones, esperanzas, tradición, creación. Cada pieza es un mundo, un mundo pequeño que espera ser acogido en uno de mayor y a la vez, acoger uno de particular en sus entrañas.

Announcement

Amacdhistèria crea pocas piezas de cada para mantener la propia singulariad y la de los demás. Las telas escogen su propia apariencia y piden qué banda sonora las tiene que refugiar mientras cambian de forma. Amacdhisteria es un poquito de ti, un poquito de mi. Es un poco de donde vengo y un poco de donde quiero ir. Es un poco de lo que tengo y un poco de lo que me falta. Es un poco de sol y un poco de luna. Es un poco de lo que me llena y un poco de lo que me deja vacía. Es un poco de cada. En cada pieza hay amor, errores, ilusión, soluciones, esperanzas, tradición, creación. Cada pieza es un mundo, un mundo pequeño que espera ser acogido en uno de mayor y a la vez, acoger uno de particular en sus entrañas.

rosa barreda

Contact shop owner

rosa barreda

About

La esencia de la idea

Mi madre ha cosido siempre, lo que quisiera o necesitara, desde manteles o cortinas y pañuelos, hasta muñecas de trapo. Y también ha bordado. De pequeña pasábamos ratos con la aguja y el dedal o presionando el pedal de hierro de esa Refrey antigua. Me gustaba, los ratos con ella y lo que suponía el entretenimiento. Y dibujaba ropita para mis muñecas con ganas de materializarla. Y no ha dejado nunca de ser una necesidad para mi tener una idea y quererla realizar.

En abril de 2012 empecé a hacer los primeros anillos de pasta de madera con imágenes recicladas de revistas y folletos. Y al mes siguiente estrenaba el primero y regalaba algunos a mis próximos con unas etiquetas hechas a mano donde ponía "amac d'histèria", que es el nombre que le habría querido poner a Valentina, mi preciosa gatita curiosa. Por el cumpleaños de ese mismo año las amigas me regalaron una máquina de coser. Y estube muy contenta, pero se pasó mas de un año abandonada dentro de la caja original. A veces, la vida no da tregua, y no le das suficiente atención a lo que realmente te gusta, quizás porque todavía no lo sabes. Después de dar tumbos por mi vida en intentos de encontrar alguna cosa que me satisfaciera, mi madre apareció con una targeta de unas chicas, madre e hija, que hacían clases de costura. Contacté con ellas y empecé con las clases de patronaje. Me sentía muy a gusto. Pocas semanas después les dije que me quería hacer una bolsa; y la estrené el 23 de abril, por Sant Jordi. Y fue por aquel entonces cuando saqué mi Singer nueva de su caja y los ratos que el trabajo a jornada completa me lo permitía, no podía ni quería hacer nada mas que pasar el rato con ella probando telas para hacer bolsas. Y hablaba de ésto con mis compañeras de trabajo, que tenía muchas, y les gustaba lo que hacía.

Enseguida quisieron una, una cada una. Y poco a poco, fui cogiendo consciencia que había a quien le gustaba lo que hacía y que hacerlo me hacía feliz. Veía que cada día mejoraba un poquito y que conseguía hacer detalles que tres días antes me parecían impensables.
La costura ha supuesto y supone, para mí, un camino recuperado del autoconociemiento. Por lo tanto, Amacdhistèria es un trozo de mí. Amacdhistèria nace de la necesidad de una histérica de expresarse de algún modo y se propaga construyendo piezas únicas. Puede haber dos piezas parecidas pero nunca serán iguales porque siempre habrá algún detalle que las diferencie. Amacadhistèria es mi manera de mostrarme. Es mi manera de ver el mundo. Son mis ojos, mi corazón, mi expresividad. Mi yo más yo. Es un camino, una elección personal. La voluntad de hacer contento a alguien con una pieza de uso diario siempre está presente. La voluntad de querer mantener la propia singularidad y la de los demás, también. La voluntad de crear un pequeño mundo a medida, de hacer sentir especial, de envolverse en esperanzas y compartirlas. En cada pieza hay amor, errores, ilusión, soluciones, esperanzas, tradición, creación. Cada pieza es un mundo, un mundo pequeño que espera ser acogido en uno de mayor y a la vez acoger uno de particular en sus entrañas. Amor y sentimiento por quien lo hace y por quien lo luce.


Cada una de las personas que he tenido cerca en el transcurso de este tiempo ha colaborado, de alguna, a su manera, a hacerme crecer.

Gracias!

Rosa

Shop members

  • Rosa Barreda

    Owner

Shop policies